Seleccionar página

Durante este mes nos hemos embarcado en un proyecto muy emocionante, y nunca mejor dicho porque hemos trabajado las emociones      ¡qué importante es la educación emocional desde bien pequeños! y hemos querido hacerlo a través de un cuento: “El monstruo de colores”, cada semana hemos trabajado una emoción básica: alegría, tristeza y rabia, y hemos querido culminar con una gran fiesta: todos los peques tenían su disfraz, incluidas las profes, y han podido disfrutar de juegos con pelotas, pañuelos, música, pinta caras incluso confeti y por supuesto un almuerzo de gusanitos, esto nunca puede faltar en ninguna fiesta. Nos ha encantado embarcarnos en un proyecto como este donde hemos podido ver como los más peques del cole empiezan a reconocer sus propias emociones, os dejamos unas fotos para que las disfrutéis: