El niño, centro de la escuela

Los niños son acogidos, reconocidos y considerados desde su singularidad

Educamos niños felices que se sientan capaces, queridos y brillantes

Preparamos para la vida

Mediante la educación integral y el desarrollo de las competencias, preparamos a los alumnos para ‘encontrar su profesión’

Bilingüe en inglés | Intercambios con Alemania e Inglaterra

Acogida

Estamos abiertos a los más frágiles, en especial a los más débiles y necesitados

Patrocinamos servicios becados y gratuitos

Trabajamos en red con agentes sociales y eclesiales

Valores

Comprometidos con un mundo justo y fraterno

Educamos en el espíritu crítico y la autocrítica, para el cambio personal y social

Libertad, justicia, inclusión, sostenibilidad y paz son nuestras claves

Acompañamiento

Atención a la persona con acompañantes formados

Se facilita que los alumnos se sientan apreciados y respetados como personas, ofreciéndoles medios para su progreso y crecimiento integrales

Educadores

Con vocación para entregarse en los ámbitos del carisma Calasancio: pedagógico, pastoral y compromiso social

Con creatividad, atrevimiento y paciencia

Clima y trabajo en equipo

El ambiente del centro es afectivo para que el alumno sienta la cercanía y afirme su autoestima

Fomentamos el trabajo en equipo y el enriquecimiento a partir de los otros

Implicación de las familias

Abrimos espacios para el diálogo, la formación, la participación, el trabajo conjunto y la integración en todos los ámbitos de la presencia escolapia

Somos Iglesia

Acompañamos a los alumnos y las familias en la interioridad, la escucha y el propio conocimiento.

Fomentamos el voluntariado, la acción social y el crecimiento de las comunidades cristianas escolapias

Iniciación a la oración, el compartir y la vivencia en grupos

Estilo Calasancio

Cercanía, aceptación y respeto a las personas

Promoción de la vida saludable

Cordialidad, confianza y sencillez en el trato cotidiano

Educación en la igualdad y complementariedad

El niño, centro de la escuela

Los niños son acogidos, reconocidos y considerados desde su singularidad

Educamos niños felices que se sientan capaces, queridos y brillantes

Preparamos para la vida

Mediante la educación integral y el desarrollo de las competencias, preparamos a los alumnos para ‘encontrar su profesión’

Bilingüe en inglés | Intercambios con Alemania e Inglaterra

Acogida

Estamos abiertos a los más frágiles, en especial a los más débiles y necesitados

Patrocinamos servicios becados y gratuitos

Trabajamos en red con agentes sociales y eclesiales

Valores

Comprometidos con un mundo justo y fraterno

Educamos en el espíritu crítico y la autocrítica, para el cambio personal y social

Libertad, justicia, inclusión, sostenibilidad y paz son nuestras claves

Acompañamiento

Atención a la persona con acompañantes formados

Se facilita que los alumnos se sientan apreciados y respetados como personas, ofreciéndoles medios para su progreso y crecimiento integrales

Educadores

Con vocación para entregarse en los ámbitos del carisma Calasancio: pedagógico, pastoral y compromiso social

Con creatividad, atrevimiento y paciencia

Clima y trabajo en equipo

El ambiente del centro es afectivo para que el alumno sienta la cercanía y afirme su autoestima

Fomentamos el trabajo en equipo y el enriquecimiento a partir de los otros

Implicación de las familias

Abrimos espacios para el diálogo, la formación, la participación, el trabajo conjunto y la integración en todos los ámbitos de la presencia escolapia

Somos Iglesia

Acompañamos a los alumnos y las familias en la interioridad, la escucha y el propio conocimiento.

Fomentamos el voluntariado, la acción social y el crecimiento de las comunidades cristianas escolapias

Iniciación a la oración, el compartir y la vivencia en grupos

Estilo Calasancio

Cercanía, aceptación y respeto a las personas

Promoción de la vida saludable

Cordialidad, confianza y sencillez en el trato cotidiano

Educación en la igualdad y complementariedad