Esta tarde, dos voluntarias del Samur, nos han contado su experiencia ayudando a la gente que lo necesita. Entre todos, hemos buscado una receta para conseguir un buen voluntario y los ingredientes que hemos elegido son: tiempo, fuerza, valentía,esfuerzo, generosidad, amabilidad, ayuda, amor… Si todo esto lo mezclamos bien, le ponemos muchas ganas de ayudar y  somos valientes, seremos unos voluntarios deliciosos. Así que hemos decido que desde hoy, nos ponemos a cocinar.