Ha sido una semana estupenda llena de sensaciones, un idioma a practicar, amigos a los que conocer, ciudades que visitar, gastronomía desconocida para saborear, una gran cultura a degustar. Una gran experiencia que vivir en un país maravilloso a descubrir.
Nuestros amigos alemanes nos han dicho que han disfrutado de esta semana muchísimo, no solo del programa que fue de su agrado, sino también de sus compañeros, del colegio y de las familias que con tanto cariño los han acogido.
Ya queda menos para que seamos nosotros los que disfrutemos de esa semana estupenda en Sindelfingen llena de sensaciones a experimentar.