Terminamos el curso con un momento de convivencia entre padrinos y ahijados. Los mayores de 6º han hecho una obra de teatro; después, hemos intercambiado cartas, regalos y sonrisas; y por último, hemos tomado algo de merendar. Ha sido una experiencia muy bonita y seguro que se echan mucho de menos este verano.