El jueves 22 de noviembre hemos celebrado la festividad de San José de Calasanz, nuestro fundador. La semana había comenzado con las celebraciones religiosas y la decoración del colegio para el día señalado.

Empezamos todos juntos en el Polideportivo con la oración de la mañana, los más pequeños nos contaron en sus palabras la historia ‘reducida’ de Calasanz. Dos alumnas de 2º de Bachillerato nos leyeron la carta al maestro’su particular tributo a todos los profesores que a lo largo de su vida escolar les han acompañado. Y ¿cómo no? todos juntos cantamos el himno de Calasanz.

Los alumnos de 2º de Bachillerato partieron a Madrid para realizar una visita de los sitios más emblemáticos de nuestra orden. El resto del colegio tuvo celebraciones, que incluyeron juegos tradicionales, magia, zumba, teatro, karaoke, baile, canciones. En fin, un día lleno de alegría.

Lo que más nos llena de orgullo es ver como los alumnos se relacionan y disfrutan de un día en comunidad sin grandes alardes técnicos, solamente disfrutando de estar unos con los otros, celebrando la amistad. Queremos llamar la atención especialmente a como los mayores (los alumnos de 1º de Bachillerato) dedican el día a estar con los benjamines del colegio. Realizan teatro para ellos, organizan juegos, pinta-caras, pinta-pelos.

La figura de Calasanz extiende su mano sobre la comunidad educativa y deja su impronta en el quehacer diario de nuestro colegio. Nos sentimos muy orgullosos de comprobar que esa semilla germina en los corazones de nuestros alumnos. ¡Feliz Calasanz a todos!